Casa de letras

martes, setiembre 27, 2005

Filiberto Ojeda ha muerto y estoy indignada

Cuando leí estas líneas sentí un dolor profundo. Desde ese momento tengo un hueco en la boca del estómago. ¿Cuándo terminarán las muertes por esta lucha?

Beatriz: "Cuando finalmente me sacaron, Filiberto estaba vivo"

26 de septiembre de 2005 Mari Mari NarváezRedBetances.com

En su primera comparecencia ante la prensa desde el asesinato de su esposo, el revolucionario puertorriqueño Filiberto Ojeda Ríos, Elma Beatriz Rosado Barbosa testimonió que, antes de ser removida de los predios de su casa el pasado 23 de septiembre tras horas de haberse iniciado el operativo del FBI, pudo corroborar que su esposo aún vivía."Me mantuvieron en el lugar y, cuando finalmente me sacaron, Filberto estaba vivo".
Más tarde, la viuda especificó que supo esto porque su Ojeda se mantenía gritando consignas por la independencia de Puerto Rico. En horas de la tarde del día del Grito de Lares, "el hogar que compartía con Filiberto Ojeda Ríos fue asaltado brutalmente por agentes enemigos de la patria", afirmó Beatriz Rosado Barbosa.
"Hombres armados penetraron nuestra propiedad y dispararon a la pared frontal de la casa", siguió relatando. En ese momento, Ojeda Ríos les gritó a los agentes: "Alguien va a salir". Fue entonces cuando la esposa del revolucionario salió del hogar sin pronunciar palabra a los agentes. Inmediatamente "me llevaron a la fuerza, me obligaron a arrodillarme y, al no hacerlo, me tiraron al suelo.
En ese momento vi a Caoba, mi perrita, ensangrentada y muerta".La mujer también contó que su esposo gritó a los federales que él se entregaba al periodista Jesús Dávila pero "los agentes no le hicieron caso. Dijeron que eso no sucedería".
Más tarde, los agentes le vendaron los ojos a Rosado Barbosa. "En ese momento sentí en mi corazón, supe que lo iban a asesinar", contó.No fue sino hasta el sábado 24 de septiembre que la mujer se enteró de la muerte de su esposo, cuando un grupo de sus abogados la recogió en la cárcel federal de Guaynabo.
La viuda hizo un llamado al pueblo de Puerto Rico a manifestar su indignación en los medios de comunicación, en Internet y mediante protestas, piquetes, marchas o vigilias. "El FBI miente como siempre ha mentido. Está pisando en arena movediza y yo pido que nos ayuden a hundirlos. Que se vaya el FBI de nuestra isla. Fuera de nuestro terruño los malditos federales", declaró.
Rosado también relató que, momentos antes de salir de su hogar, su compañero le manifestó: "puede que esta sea la última vez que nos veamos". Al despedirse, su epsoso le manifestó su amor, se abrazaron y se besaron. Por órdenes de sus abogados, la mujer no dijo si sabían o presentían que el operativo se llevaría a cabo en esos días.

3 Comments:

  • What a great blog. Keep up the good work. How do you like my blog
    about software webex:-)

    By Anonymous Anónimo, at 10:27 a. m.  

  • Marilina
    Así es, somos muchos los indignados y eso es bueno a pesar del dolor y la rabia.
    Un abrazo,

    By Blogger Mary X, at 6:54 p. m.  

  • Con la muerte de Filiberto me di cuenta de nuestro pueblo se murió hace tiempo.
    Ya no queda nada por que luchar. Ahora dedico todas mis fuerzas a acunular capital, la única manera de ser feliz en un mundo como este.

    By Anonymous 21 grams, at 7:12 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home